NH-90 LOBO Personal Recovery para el Ejército del Aire y el Espacio

Autor: J. Bárcenas. Publicado en FAM-Fuerzas Militares nº 246, Febrero 2023.

👉 http://fuerzasmilitares.es/producto/fam-fuerzas-militares-no-246

El 803 Escuadrón del Ala 48 del Ejercito del Aire y el Espacio ya dispone de las seis primeras unidades del helicóptero NH90 ‘Lobo’, lo que permite la capacitación final de la aeronave para la obtención de los roles de Personnel Recovery y SOFT Air Operations. Se espera la entrega de otros seis NH90 a partir del 2024. Tuvimos la oportunidad de volar con ellos. 

Un helo europeo

El 1 de septiembre de 1992, NH Industries firmó el contrato para el diseño y desarrollo del NH90 con la Agencia de Gestión de Helicópteros de la OTAN (NAHEMA – NATO Helicopter Management Agency). Esta agencia representa las cuatro naciones participantes : Francia, Italia, Alemania y Países Bajos. (138)

Con unas necesidades estimadas de 220 helicópteros para Francia, 214 para Italia, 272 para Alemania y 20 para Holanda; y de que realizase su primer vuelo en 1995 lo que haría posible iniciar las entregas en 1999.

El NH 90 tiene la configuración clásica de un helicóptero con un solo rotor principal y fuselaje de cabina y larguero, con el rotor principal de cuatro palas encima del centro de gravedad y el rotor antipar de cuatro palas en el lado de babor de una deriva con flecha que se extiende hacia arriba desde el final del larguero.

El HD.29-16 (803-16), en la plataforma de Cuatro Vientos. (MDE)

La planta motriz de dos turboejes está situada detrás del rotor principal y caja de engranajes; el tren de aterrizaje es del tipo triciclo totalmente retráctil, con una unidad de proa de dos ruedas y unidades principales de una sola rueda que se retraen en salientes de las esquinas traseras inferiores de la sección ancha del fuselaje; se accede a la cabina por una gran puerta corredera a cada lado, y la cabina de vuelo está configurada para dos tripulantes.

Se planearon dos versiones iniciales del helicóptero, el NH 90 NFH (NATO Frigate Helicopter) de tres/cuatro tripulantes para los cometidos antisubmarino y antibuque autónomos, con armamento (torpedos antisubmarinos o misiles antibuque) y radar de búsqueda de 360° debajo de la cabina como uno de los elementos clave de un sistema de misión totalmente integrado, y el NH 90 TTH (Tactical Transport Helicopter) de dos tripulantes para misiones de transporte de asalto, salvamento, guerra electrónica y transporte VIP.

Primer plano de la cabina con el piloto y su casco integrado. (J. Bárcenas).

Una nueva versión, la MTH. definida a petición de Italia y España se presentó en 2019. Esta versión de transporte navalizada, se diferencia de la TTH estándar en ofrecer la posibilidad de plegar la cola y palas del rotor de4 forma automática para facilitar su manejo y estacionamiento en buques. Italia adquirió al menos 10 y España expresó intenciones de comprar 7.

Cada cliente puede pedir las modificaciones y personalizaciones que estime oportunas  en sus propias flotas de NH90, como diferentes armas, sensores y arreglos de cabina, para cumplir con sus propios requisitos específicos.

Montaje M3 de 12,7 mm en la puerta izquierda. (J. Bárcenas)

La propulsión la proporcionan dos turboejes, ofreciéndose dos tipos distintos de ellos en los primeros helicópteros para maximizar el atractivo del NH 90. Estos dos motores son el RTM 322-01/9, fabricado por un consorcio que comprende Rolls-Royce, Turboméca, MTU, Piaggio y Topps, y el General Electric T700-T6E, codesarrollado y fabricado bajo licencia en Europa por Alfa Romeo.

Dotado de un sistema FADEC (control digital total del motor), los motores mueven los rotores por medio de una caja de engranajes, con una potencia de 3.413 hp para los dos motores, o 2.749 hp con un motor, que puede funcionar en seco durante 30 minutos. Hay ocho células de combustible antichoque en el fuselaje, con provisión para dos depósitos de combustible externos derivados de los utilizados en el Dassault Dornier Alpha Jet. El rotor principal tiene un cubo de titanio con cojinetes elastoméricos que sustentan las palas completamente sintéticas, mientras que el rotor de cola es de construcción similar, pero sin cojinetes. También se emplean materiales sintéticos en la estructura de todo el fuselaje.

Vista frontal de un HD.29 LOBO en Cuatro Vientos (J. Bárcenas)

Elementos clave de la filosofía que encierra el diseño del helicóptero y su aviónica, integrada con un bus de datos MIL-1553B, eran detectabilidad y vulnerabilidad bajas, necesidades de mantenimiento limitadas y completa capacidad de operación día/noche en la mayoría de condiciones posibles.

NH-90 en España

Ante la necesidad de una profunda renovación de la flota de helicópteros de las Fuerzas Armadas, se pensó en una adquisición de 104 unidades de los dos subtipos, que serían ensamblados en la planta de Eurocopter en Albacete.

En de mayo de 2005 el Ministro de Defensa, anunció la compra de 45 helicópteros de la versión TTH y la opción a otros 45. ,Finalmente el contrato se formalizo por un total de 45 aparatos, de los cuales 7 fueron anulados colocándolos en opción de compra y posteriormente, en 2013,  se redujo en 2013 a 22.

En enero de 2018, el presidente de NHIndustries, , declaró que confiaba en que España realizaría un nuevo pedido a finales de 2018 por 23 NH90 TTH adicionales, lo que elevaría el total a 45.

Los 22 TTH en un primer pedido, repartidos de la siguiente manera:

• 16 helicópteros para el Ejército de Tierra

• 6 helicópteros para el Ejército del Aire

Este primer lote se caracteriza por disponer de motores General Electric CT7-8F5, y los aparatos del Ejército de Tierra por tener una tripulación de tres hombres, capacidad para montar ametralladores de 7,62 ó de 12,7 mm;   piloto automático de 4 ejes, FLIR de pilotaje, casco de vuelo HMDS TOPOWL conf.3, contramedidas bengalas y chaff (EWS), Radar meteorológico (WXR)Generador de mapas digitales (DMG), Sistema de localización de radiobalizas civ/mil (PLS), Grabador de datos y voz (VFDR), cabina digitalizada con 5 pantallas multifunción, Comunicaciones aeronáuticas e IFF, sistema protección anti hielo, calefacción, flotabilidad de emergencia.

Tripulación del 803 Escuadrón junto a un HD.19 LOBO en uno de los hangares de la unidad. (EdA)

En septiembre de 2018 se aprobó la adquisición del segundo lote de 23 aparatos hasta completar los 45 ya comentados, quedando prevista la asignación por Ejércitos:

• 10 helicópteros para el Ejército de Tierra

• 6 helicópteros para el Ejército del Aire

• 7 helicópteros para la Armada

A día de hoy se han entregado el primer pedido, todos del tipo TTH y de la variante  GSPA (Ground Spain Army), estandar 2 que será la base del desarrollo  de la versión básica de transporte táctico naval o MSPT (M de naval, SP de Spain, T de transporte (Tactical Transport Helicopter navalizado). En el segundo pedido se adquirirán 16 aparatos de la versión terrestre GSPA estándar 3 y 7 aparatos tácticos navales MSPT del mismo evolucionado estándar. (

HD.29 Lobo

El NH90 al ser un diseño militar polivalente que esta dotado de unos sistemas específicos entre los que cabe destacar:

– Sistema de control fly-by-wire, que reemplaza los controles de vuelo manuales convencionales con una interfaz electrónica;

– Sistema de a bordo de monitorización y diagnóstico;

– su piloto automático de cuatro ejes, que permite realizar estacionario de manera autónoma;

– y su fuselaje de material compuesto, que le provee de mayor resistencia a daños reduciendo, a su vez, su peso drásticamente.

En vuelo sobre la zona norte de la provincia de Madrid de uno de los seis HD.29 recibidos hasta el momento. (J. Bárcenas)

Los NH90 Lobo del Ejército del Aire y del Espacio son modelo GSPA (Ground SPanish Army) – Estándar 2, que presentan mejoras tales como una cámara panorámica electro-óptica con visión infrarroja para misiones de búsqueda y salvamento (SAR); una radio táctica para comunicaciones seguras; comunicaciones vía satélite; un transceptor de comunicación de alta frecuencia (HF) para disponer de enlaces de voz en lugares remotos y a altitudes y temperaturas extremas; y un afuste ligero para la ametralladora MAG-58 de 7,62 mm.

El sistema de armas HD.29, denominación militar del NH90 en el Ejército del Aire, es operado por el 803 Escuadrón del Ala 48 desde octubre de 2020, en sustitución del HD.21 (AS332 Super Puma), que estuvo en servicio desde 1982 a 2021. En los próximos años, se recibirán otras seis unidades con objeto de potenciar las capacidades de la Unidad y el Ejército del Aire y del Espacio.

Mantenimiento en el hangar (EdA).

El HD.29 es el aparato de dotación del 803 Escuadron, que se emplea para realizar las siguientes misiones:

– Recuperación de personal en ambiente no permisivo (Personnel Recovery, PR): rescate de personal aislado en zona de operaciones.

– Operaciones aéreas especiales ( SOF Air Operations, SAO): apoyo a las fuerzas especiales españolas en el cumplimiento de misiones no convencionales.

– Búsqueda y Salvamento Aéreo ( Search and Rescue, SAR): servicio que España está comprometida a ofrecer, junto a otros 191 países, y que consiste en la localización y rescate, lo más rápido posible, de supervivientes de cualquier accidente aéreo en el área de responsabilidad española, 24 horas al día, 365 días al año.

– Vigilancia marítima: misiones encomendadas por la OTAN para la lucha contra el tráfico de personas.

– Aero-evacuación médica (MEDEVAC): Transporte sanitario dentro y fuera de nuestras fronteras para pacientes críticos.

Además de estos 6 HD.29, el 803 Escuadron dispone de 2 aeronaves de ala fija D.4 denominación militar del  CN.235 VIGMA.

Las operaciones aéreas especiales (SOF Air Operations) son actividades militares conducidas por medios aéreos (ala rotatoria, ala fija y UAS) en apoyo de las fuerzas especiales para misiones de amplío espectro de los que deriven efectos a nivel estratégico u operacional o que sean ejecutadas con un riesgo político elevado.

El NH90 Lobo es un medio aéreo de ala rotatoria certificado para operaciones aéreas especiales como parte del SOATG (Special Operations Air Task Group) del Ejército del Aire y del Espacio español, junto con el Ala 35 y EZAPAC, para desarrollar roles de Transporte Aéreo Especial (AT), recuperación de personal (PR) y evacuación de heridos (CASEVAC) para equipos SOF en cualquier ambiente diurno y nocturno.

Para ello, el helicóptero cuenta con una configuración con protección balística, doble ametralladora de calibre 12,70 mm (Montaje M3 de FN Herstal), equipo de guerra electrónica con dispensador de chaff y bengalas y sistema de comunicación exterior completa

A diferencia con el servicio Salvamento civil el SAR del Ejército del Aire es responsable en caso de accidente aéreo en su zona de responsabilidad, ya sea tierra, mar o montaña. En los demás casos actuamos cuando se nos pide colaboración. Es cierto que en ciertas capacidades aportamos un valor añadido como en la capacidad de operación nocturna (con Gafas de Visión Nocturna y FLIR).

La tripulación en misiones SAR, en el caso del avión es: piloto, copiloto, mecánico de vuelo y dos buscadores. Respecto al helicóptero: piloto; copiloto; operador de grúa de rescate; enfermero y dos rescatadores.

En cualquier misión de salvamento es fundamental la coordinación perfecta entre los tripulantes, ya que la labor de cada uno depende, en gran medida, de que el resto realice su función correctamente, y ello precisa un destacado nivel de adiestramiento. Además, es esencial la colaboración del avión y el helicóptero cuando actúan juntos.

Una misión de búsqueda y salvamento suele ser complicada, tanto en la fase de búsqueda para localizar a los supervivientes, como en el rescate en sí. Normalmente, la meteorología, la baja visibilidad o luminosidad, el oleaje fuerte o viento o las características del terreno afectan en gran medida al grado de dificultad de la misión, así como el estado de los supervivientes y la urgencia en su estabilización y evacuación.

Las situaciones más difíciles que se suelen encontrar son aquellas que se realizan en ambiente degradado por ambiente polvoriento o nieve en polvo y en los rescates nocturnos con gafas de visión nocturna, contando esta unidad con el primer rescate en noche cero con grúa de rescate.

Vuelo en el NH.90 (J. Bárcenas)

La coordinación entre todos los tripulantes debe ser perfecta para el éxito de la misión. Ese nivel no es adquirido a corto plazo, sino que es fruto de un trabajo intenso que debe ser continuo para que se mantenga en el tiempo. Todos los tripulantes deben completar cada seis meses unos Planes de Adiestramiento que incluyen parte teórica y parte práctica en vuelo, además de simulacros y ejercicios de complejidad creciente en el tiempo.

A este adiestramiento, se le suman otras actividades como la preparación física específica, entrenamiento en un simulador de vuelo en Logroño y Sevilla, entrenamiento en cámara hipobárica, entrenamiento de escape de aeronaves en el mar (HUET) realizado en la Base Naval de Rota y una serie de prácticas en urgencias de hospitales por parte del personal sanitario.