Ejercicios de abordaje a buques mercantes MARSEC 21.

Dentro del escenario de Control de Tráfico Marítimo (NCAGS, en sus siglas en inglés) del ejercicio de seguridad marítima MARSEC-21 se han realizado dos abordajes en la mar a buques que sospechosos.

El objetivo general del MARSEC es comprobar la capacidad de coordinación y colaboración de la Fuerza de Acción Marítima (FAM) con otros Organismos para afrontar Operaciones de Seguridad Marítima (MSO), mejorar la coordinación con otras Unidades de la Armada y Organismos Gubernamentales y no Gubernamentales, en el planeamiento, conducción y ejecución de operaciones de protección de los espacios marítimos de interés, cubriendo un amplio espectro de situaciones.

En el adiestramiento llevado a cabo, el buque “Sider Cartagena” fue abordado en la madrugada del 26 de mayo por un equipo operativo del Tercio de Levante, por ser sospechoso de transportar sustancias prohibidas. El equipo de abordaje disponía de perros detectores de explosivos y drogas, y perros de seguridad y combate. Para el ejercicio, además de la dotación del buque, se dispuso de personal del Tercio como figurantes, para hacer más realista el ejercicio.

Momento del abordaje de los operadores GNE al buque MG Neptune

Al finalizar el abordaje, control e inspección inicial, y garantizada la seguridad del práctico, el buque se dirigió a puerto donde, además de realizar sus labores de carga, se completó la secuencia de búsqueda  en todos los espacios interiores.

El buque “MG Neptune”, tras la misma labor de coordinación con armadores y fletadores, fue asaltado en la noche del 26 de mayo por una fuerza de asalto de la Fuerza de Guerra Naval Especial compuesta por una Unidad de Operaciones Especiales Marítimas (SOMTU, Special Operations Maritime Task Unit) integrado por varios estoles – unidad operativa de operaciones especiales de la FGNE – y una Unidad Especial de Embarcaciones (SOBTU  Special Operations Boat Unit).

Operador GNE custodiando a secuestrador simulado durante el ejercicio

El objetivo era llevar a cabo una operación de interdicción marítima y rescate de rehenes en ambiente marítimo, con el fin liberar al práctico y personal de la dotación que habían sido retenidos a la fuerza a bordo. La fuerza, operando desde sus propias embarcaciones de asalto, abordó el buque, retomando el control y liberando al práctico y resto de la dotación. Al igual que en el ejercicio anterior, se dispuso de personal de la Armada como figurantes, actuando algunos de ellos como terroristas que posibilitaron la doble acción que incrementa exponencialmente la realidad del adiestramiento. El ejercicio se desarrolló con total seguridad utilizando la práctica totalidad de los espacios del buque; se utilizó munición simulada para los enfrentamientos.

Operadores GNE durante el control del puente de gobierno del buque MG Neptune

Al retomar el control del buque, se dio por finalizado el ejercicio, retirándose las unidades de intervención y continuando el buque a puerto, donde desembarcaron los figurantes.

Movimiento operadores GNE por la cubierta del buque MG Neptune

Estas cooperaciones se desarrollaron en coordinación con el Colegio Nacional de Prácticos, y ha permitido explorar las posibilidades de la presencia del práctico a bordo, primera persona en embarcar y última en desembarcar, para conocer el estado de seguridad de un buque previo a su atraque, y tomar aquellas medidas de seguridad que puedan ser necesarias para garantizar la seguridad del puerto, y evitar el posible uso del buque para realizar actividades delictivas. También han puesto en valor la situación de riesgo en la que se puede ver comprometido el práctico.

Operadores GNE realizando evacuación de herido mediante camilla por la cubierta del buque MG Neptune.