Canadá selecciona los sistemas de armas navales Leonardo para los buques de combate CSC

Leonardo se ha adjudicado un contrato para el suministro de cuatro cañones navales OTO 127/64 LW Vulcano para los nuevos barcos de combate multifunción de la Royal Canadian Navy. El contrato fue posterior a una licitación internacional competitiva.

Leonardo suministrará a Lockheed Martin Canadá cuatro cañones navales Vulcano OTO 127/64 de peso ligero (LW), incluido el Sistema automático de manipulación de municiones (AAHS) como solución opcional, para los nuevos Combatientes de superficie canadienses (CSC), que será construido por Irving Shipbuilding Inc. en el astillero Halifax en Nueva Escocia. Los tres primeros sistemas se instalarán a bordo de las nuevas unidades navales, mientras que el cuarto se utilizará para actividades de formación. El objetivo del programa CSC es la construcción de 15 barcos de combate avanzados y de misiones múltiples como parte de la Estrategia Nacional de Construcción Naval más amplia, un proyecto a largo plazo que se centra en la renovación de toda la flota canadiense.

Ya elegido por seis marinas en los últimos diez años, el OTO 127/64 LW Vulcano es el sistema de cañón de mejor rendimiento del mercado, equipado con una arquitectura altamente flexible que permite su instalación en todo tipo de plataformas. Su tecnología de punta y su completa digitalización garantizan una asistencia continua a los operadores y un soporte constante al Sistema de Gestión de Combate (CMS) a bordo mediante el cálculo de posibles soluciones de disparo durante la planificación de la misión.

Este sistema es el único en el mundo perfectamente integrado con la munición Vulcano de 127 mm, tanto en las versiones Guided Long Range (GLR) como Ballistic Extended Range (BER). Además, la espoleta 4AP de Leonardo para munición convencional asegura una alta flexibilidad operativa basada en sus características de programación de configuración específicas de la misión. El OTO 127/64 LW Vulcano opera de manera efectiva incluso en ausencia de tripulación, gracias a la solución AAHS de Leonardo, que garantiza la recarga automática del arma al administrar simultáneamente tanto el ataque de precisión de largo alcance Vulcano como la munición convencional.