Los simuladores de los submarinos de la clase “Isaac Peral” superan su evaluación operativa

Evaluación operativa
El proceso de evaluación operativa ha tenido como objetivo corroborar que los nuevos simuladores están listos para su operación y cumplen con los requisitos establecidos, para contribuir a la formación de las dotaciones de los nuevos submarinos de la Armada.

Entre los días 15 y 23 de enero del presente año, el Órgano de Evaluación y Calificación de Cartagena (CEVACO-EVACART), llevó a cabo la evaluación operativa de los simuladores, táctico y de plataforma, de los submarinos de la clase “Isaac Peral”. Esta evaluación operativa se encuadra dentro de las actuaciones que se están llevando a cabo una vez que el primer submarino de la clase fue entregado a la Armada el pasado mes de noviembre.

Junto al buque, los simuladores fueron entregados a su vez a la Armada, pese a que ambos ya se encontraban cedidos desde 2021 y 2017 respectivamente. Ha sido en ellos, en los que la dotación de quilla del primer submarino realizó su adiestramiento inicial con años de anterioridad antes de operar en la propia unidad.

El adiestramiento de los hombres y mujeres que conforman las dotaciones de las diversas unidades de la Armada constituye una de las principales actividades en el quehacer diario, ya sea en tierra o en la mar. Una unidad adecuadamente adiestrada, es garantía de efectividad a la hora de cumplir con la misión encomendada. Esta labor se desarrolla a nivel teórico y práctico en las distintas escuelas y centros de formación, que cuentan para ello con herramientas de última generación con las que impartir una enseñanza del más alto nivel, y con un elevado componente científico y técnico.

La entrega a la Armada el pasado 30 de noviembre de la primera unidad submarina de la clase “Isaac Peral” supuso un hito en la historia de la Armada. No sólo por las capacidades operativas que esta nueva clase de buques aportarán a la fuerza naval, sino por el importante salto tecnológico que nuestra Arma Submarina da en comparación con unidades más veteranas.

Paralelamente a la construcción de estos submarinos, se desarrollaron unos modernos y capaces simuladores que vienen a complementar las capacidades con las que se cuenta para la enseñanza de las dotaciones de estos buques la Escuela de Submarinos “Almirante García de los Reyes”.

Durante la realización del proceso de evaluación se conformó un grupo de especialistas en este tipo de plataformas con la misión de realizar la comprobación de todos los requisitos que se habían establecido para ambos simuladores. A través de una serie de ejercicios de verificación, pudo comprobarse que ambos simuladores cumplían con los requisitos emitidos por la Armada a los fabricantes y que con ello ambas instalaciones satisfacen las necesidades que emanan de tan importante tarea, la preparación de los hombres y mujeres que habrán de tripular de manera segura y eficaz los submarinos de la Armada. Después de la realización de esta evaluación operativa, ambos simuladores entran definitivamente en su fase de operación, lo que les permitirá seguir contribuyendo a la formación de las futuras dotaciones de los submarinos de la Clase S-80.

La construcción de estos simuladores en las instalaciones de la Escuela de Submarinos “Almirante García de los Reyes”, fue liderada por un consorcio de empresas españolas tales como Indra, Navantia o SAES, entre otras; poniendo de manifiesto al igual que en la construcción de los nuevos submarinos, el compromiso de la Armada con la industria nacional de defensa. Compromiso que realza la importancia de la industria naval militar y su carácter estratégico, tanto para mantener la máxima cota posible de independencia tecnológica, como para ofrecer a la industria nacional de defensa un espacio inmejorable de oportunidades de desarrollo y experimentación de proyectos I+D+i.