El Buque-Escuela de la Armada “Juan Sebastián de Elcano” finaliza su XCIII Crucero de Instrucción en Cádiz con la presencia de S.M. el Rey. 

El Buque-Escuela “Juan Sebastián de Elcano” atracará el próximo domingo 13 de junio, a las 11:15 en el Muelle Ciudad del Puerto de Cádiz, después de casi diez meses de crucero de instrucción de Guardiamarinas. El acto será presidido por Su Majestad el Rey Felipe VI. 

A la llegada del buque, que estará acompañado en el Muelle por el BAA “Galicia”, el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada recibirá a bordo a las diferentes autoridades civiles. 

Durante el crucero de instrucción, el buque ha completado su XI vuelta al mundo con motivo de la Conmemoración del V Centenario de la Primera Circunnavegación de la Tierra, teniendo ocasión de recalar en los mismos puertos a los que arribó la expedición de Magallanes y Elcano hace 500 años, tales como San Julián (Argentina) y Punta Arenas (Estrecho de Magallanes, Chile) en octubre; Guam (Marianas, EE.UU), Samar y Cebú (Filipinas) en marzo y Ternate y Tidore (Islas Molucas, Indonesia) en abril. 

Con motivo de la situación provocada por la pandemia de la COVID, la dotación del Buque-Escuela se ha visto obligada a mantenerse confinada a la llegada a cada puerto, lo cual ha incrementado considerablemente el grado de dificultad que supone un viaje de estas características, debido a la duración y a las duras condiciones en que se desarrolla. 

Una vez que los Guardiamarinas de las promociones 423 de Cuerpo General, y 153 de Infantería de Marina y la dotación hayan tenido ocasión de desembarcar para saludar a sus familiares, el Buque iniciará a las 16.30 el tránsito hacia la Base Naval de La Carraca, en San Fernando, dando por concluidos tanto su XCIII Crucero de Instrucción como su XI vuelta al mundo. 

B.E. Juan Sebastián de Elcano 

La misión primordial del Buque Escuela «Juan Sebastián de Elcano» es la de mantener a los Guardias Marinas cursando el cuarto Curso de su carrera en la Escuela Naval Militar de los diferentes Cuerpos de la Armada, en íntimo y constante contacto con la mar, donde están llamados a desarrollar sus principales cometidos profesionales. 

Aparte de Buque Escuela de la Armada española, el «Juan Sebastián de Elcano» actúa también como buque de apoyo a la política exterior del Estado, portando la insignia nacional en todos los países que visita, y recibiendo a bordo a diferentes autoridades y personalidades nacionales y extranjeras, ganándose el cariño y afecto de las gentes que lo visitan. 

El buque tiene un desplazamiento de 3770 toneladas, una eslora de 113,1 metros, una manga de 13 metros. 

Su dotación está compuesta por 197 hombres y mujeres. En total 24 oficiales, 22 suboficiales, 39 cabos primeros, 107 cabos y marineros, y 5 civiles, a los que se añaden los Guardias Marinas cuando embarcan para el Crucero de Instrucción. 

XCIII Crucero de Instrucción 

Este Crucero que ahora finaliza se enmarca en la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo y es la XI circunnavegación efectuada por este barco. 

Este Crucero de Instrucción se ha caracterizado por haberse desarrollado durante una pandemia mundial, lo que ha obligado a la dotación a mantenerse recluida en espacios confinados y reservados exclusivos durante todo el viaje, incluidas las escalas en puerto. Estas circunstancias, aparte de haber aportado un excepcional valor añadido a esta circunnavegación de la Tierra, ofrecen el extra-ordinario ejemplo de profesionalidad, superación y espíritu de sacrificio de la dotación del Buque Escuela. 

En definitiva, podemos afirmar que las excepcionales circunstancias señaladas son más que suficientes para que la conmemoración de la hazaña de la I Vuelta al Mundo sea puesta en valor para dejar patente la voluntad de la Armada para conmemorar las hazañas de su pasado y su valiosa contribución a la Historia de España, y a la vez el espíritu de servicio y de sacrificio de sus dotaciones actuales. 

Durante las escalas, la dotación se ha mantenido recluida permanentemente a bordo o, excepcionalmente, en algunos puertos donde era posible, ha permanecido en espacios reservados y acotados en tierra para su exclusivo esparcimiento y descanso. El esfuerzo, dedicación y entrega de cada miembro de la dotación ha sido imprescindible para que el buque pudiese completar con éxito su misión.

Para saber más 👉