Arranca el proyecto CONVOY del Fondo Europeo de Defensa liderado por GMV

De los proyectos en los que GMV resultó adjudicataria en la convocatoria del 2022 del programa EDF (European Defence Fund), CONVOY se focaliza en la detección de artefactos explosivos improvisados, usando drones y vehículos terrestres no tripulados sobre los que se despliegan distintos tipos de sensores, y aplicando la inteligencia artificial y tecnologías en la nube
La iniciativa, financiada por la Comisión Europea y en concreto por los European Defence Fund tiene un presupuesto estimado de 4.986.989,50 M€
Participan en CONVOY destacadas compañías y entidades, comprometidas con avanzar en la seguridad y protección en entornos críticos, aplicando tecnologías de vanguardia

La multinacional tecnológica GMV arranca CONVOY (ClOud iNtelligent explosiVe detectiOn sYstem), una iniciativa financiada por la Unión Europea (UE) con un presupuesto estimado de 4.986.989,50 M€. CONVOY forma parte de los proyectos seleccionados por el Fondo Europeo de Defensa en el marco de la convocatoria 2022 del programa EDF (European Defence Fund) dentro del primer reto tecnológico (Challenge) lanzado por la Comisión Europea en el ámbito de la detección de artefactos explosivos improvisados.

Dado el actual contexto de la defensa en Europa, las fuerzas terrestres necesitan soluciones frente a posibles amenazas técnicamente avanzadas, como artefactos explosivos improvisados (Improvised Explosive Devices o IED por sus siglas en inglés) o minas terrestres, que son una de las principales causas de bajas en las fuerzas de defensa. Neutralizar estas amenazas ocultas es clave para proteger a los soldados y mejorar su eficiencia operativa.

Los escenarios que suelen afrontar las fuerzas armadas, como la limpieza de rutas, suponen un reto y la tecnología existente no brinda una solución que proporcione la confianza de detección necesaria para garantizar la protección de los soldados en las condiciones habituales en una misión. Dada la importancia de la lucha contra los artefactos explosivos improvisados y las minas terrestres, debido al contexto geopolítico actual, se espera que el proyecto CONVOY tenga una gran repercusión.

Demining by troops of the territory. Many mines, shells, artillery, grenades, fragmentation grenades

CONVOY está siendo coordinado por GMV, y cuenta con la participación de otras nueve destacadas compañías y entidades de cinco países europeos: Aalborg Universitet (Dinamarca), Airbus Defense and Space (Alemania), Applied Intelligence Analytics (Irlanda), Eviden (Alemania), Aurea Avionics (España), Ecole Royale Militaire -Koninklijke Militaire School (Bélgica), Fraunhofer-Gessellschaft zur Förderung der Angewandten Forschung (Alemania), Numalis (Francia) y XenomatiX (Bélgica). Esta colaboración estratégica reúne la experiencia y el conocimiento especializado de diversas áreas, potenciando así la capacidad del proyecto para abordar los complejos desafíos asociados a la detección de amenazas explosivas. El consorcio se compromete a contribuir al avance de la seguridad y protección en entornos críticos.

En este sentido, la reunión de lanzamiento celebrada entre los miembros del consorcio y la Comisión Europea, marca el inicio de la colaboración para desarrollar un sistema que combinará diferentes tecnologías de vanguardia y fortalecerá la capacidad de detección y respuesta ante posibles amenazas ocultas, como artefactos explosivos improvisados y minas terrestres, mediante el despliegue de robots inteligentes, drones y diversas tecnologías de detección, a través de innovadoras aplicaciones de inteligencia artificial y tecnologías en la nube.

El objetivo central del proyecto CONVOY es explorar el potencial de la inteligencia artificial para detectar, reconocer y evitar o neutralizar amenazas ocultas. La infraestructura en la nube servirá como base para el aprendizaje de sensores, permitiendo una adaptación continua y eficiente frente a la cambiante amenaza que supone el ataque mediante el uso de dispositivos explosivos.

En el marco del reto tecnológico lanzado por la CE, CONVOY participará en cuatro campañas de evaluación diseñadas en un entorno operativo. Estas campañas permitirán la evaluación de los sistemas, e impulsarán la evolución de los sistemas entre cada una de ellas.

Una vez más, GMV se consolida como actor clave en el escenario europeo de cooperación en proyectos de defensa. La compañía es beneficiaria de seis proyectos seleccionados para financiación en la convocatoria 2022 del programa EDF ―en CONVOY como coordinadora― que implican un total de 203 millones de euros, el 21 % del presupuesto previsto para los proyectos del año 2022. El área de defensa y seguridad se ha convertido en un importante vector de crecimiento para GMV en facturación y contratación. En los últimos cinco años la compañía ha experimentado un aumento de plantilla del 50% y en la actualidad cuenta con más de 3.000 empleados. Se espera que esta cifra aumente con la consecución de estos nuevos proyectos.

Según José Prieto, director de desarrollo de negocio y relaciones institucionales de Defensa y Seguridad de GMV, «la participación en proyectos europeos en el marco de los Fondos de Defensa Europeos es una de las líneas estratégicas de GMV en Seguridad y Defensa para continuar con su internacionalización y refuerzo de áreas estratégicas, aportando un valor añadido que ha resultado ser esencial para que las ofertas sean seleccionadas».

Detalles del proyecto CONVOY

CONVOY (ClOud iNtelligent explosiVe detectiOn sYstem) tiene un enfoque multisensor y multiplataforma: combinará ocho tecnologías de sensores diferentes (GPR, detector de metales, sensores de autonomía UGV, sensor THZ, LIDAR, sensor IR-láser, imán cuántico, cámara EO/IR), desplegados en una red de diversas plataformas en el campo de batalla, incluidos dos sistemas aéreos no tripulados, un sistema terrestre no tripulado de tamaño mediano y cinco pequeños, y un vehículo terrestre tripulado.

Asimismo, integrará toda la información recopilada por esta red sensorial empleando inteligencia artificial para llevar a cabo la fusión de la información. La inteligencia artificial también se utilizará para la planificación de misiones y la asignación de tareas en plataformas.

CONVOY llevará a cabo la integración con Sistemas de Mando y Control: tanto el Sistema de Gestión de Batalla (BMS) para el escuadrón, como el Sistema del Combatiente a Pie (DSS).

En cuanto a la nube táctica, el mejor entorno para facilitar la integración de diferentes componentes, subsistemas y elementos es el CONVOY Tactical Cloud, que proporcionará un espacio de servicios distribuidos entre plataformas federadas.

Por último, la arquitectura abierta y adhesión a estándares propuesta como principio de diseño garantiza la interoperabilidad, asegurando la modularidad de los componentes (sensores, plataformas, componentes de IA, etc.) y el soporte a la escalabilidad de la solución global.

Con el respaldo de la Unión Europea y la experiencia multidisciplinar de los participantes, el proyecto CONVOY se presenta como un hito en la innovación tecnológica para la seguridad, marcando el camino hacia soluciones más eficaces y adaptativas en la detección de amenazas explosivas en el siglo XXI.